Don’t Look Back In Anger: la historia del sencillo que se convirtió en un himno

Don’t Look Back in Anger, el Hey Jude de Noel Gallagher, logró colarse a las piezas inmortales que van más allá de solo ser un sencillo para ser parte de la historia de la humanidad.

Don’t Look Back in Anger, el quinto sencillo de (What’s the History) Morning Glory?, fue la bocanada de esperanza que Manchester ocupó para solventar la tragedia de un ataque llamado terrorista en 2017.

Sí, Don’t Look Back in Anger, aquella canción que evoca a Lennon con su Imagine y al mejor pop británico, encontró su lugar 24 años después de lanzarse como sencillo un 19 de febrero de 1996.

De la realidad al mito

Cómo buena historia de rock, hay varias historias sobre el origen de la canción. Una de ellas comenzó en un día de espera para Noel.

En un 22 de abril de 1995, Oasis se preparaba para subir al escenario del Sheffield Arena mientras los locales Pulp encendían al público que esperaban a los de Manchester.

Al esperar su turno, Noel comenzó a tocar su guitarra acústica y a cantar. En ese momento Liam le preguntó qué diablos era eso, y al no tener respuesta solo dijo, ah estás cantando «oh, Sally can wait», de ahí la epifanía para que Don’t Look Back naciera y fuera tocada ese mismo día durante el concierto de Oasis.

«La tocamos esa misma noche ante 18,000 personas» contó alguna vez Noel en una entrevista en 2007 para la revista Uncut.

¿Por rebeldía y por The Stones Roses?

Don’t Look Back comenzó como una canción de rebeldía, contó Noel para un medio británico. Y justo fue creada después de una visita del vocalista a un club de streaptease.

Según narró Noel, Sally es una mujer que ve su vida pasar y mientras lo hace no se arrepiente por nada de lo que ha vivido.

Mientras que la gran teoría de los fans es que el sencillo fue inspirado de Sally Cinnamon de The Stones Roses, una de las bandas favoritas del grupo.

El himno

Aquel 2007 marcaría a la comunidad británica con el ataque al Manchester Arena.

Tras los acontecimientos, la gente en un acto de unión, cantó la melodía para hacer frente al ataque: una combinación entre de lo que uno no se arrepiente y la fuerza para no ser arrastrado por el terror de los ataques.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s